El Barranco de Regajo: una genial ruta en la Serranía de Turia

Hacer excursiones puede resultar sumamente liberador. Pasear por lugares desconocidos en áreas cercanas que tienen atracciones y sitios para disfrutar que te dan un día distinto es algo que puede resultar bastante placentero además de que es un buen ejercicio ya que te mantienes en constante movimiento. Una buena ruta que se puede tomar en la Serranía de Turia cuando hace algo de calor y quieres algo mucho más fresco,  se puede tomar una excursión hacia el barranco del Regajo dirigiéndose a Sinarcas.

Esta ruta ya mencionada es una especie de circuito y va por dos senderos específicos. Una recomendación cuando se está iniciando la ruta es enfilarse al café en Sinarcas que se encuentra en la plaza del ayuntamiento, ahí también hay un bar homónimo a su localización. Ahí puedes hacer una reservación para comer o también te puedes echar unos tragos para relajarte.

El recorrido inicia en la ermita de San Marcos. Se prosigue por una especie de pista que en vez de descender por ahí, se debería de tomar una senda que está junto al frente y que la misma se desvía a la derecha y da un paisaje porque se encuentra rodeada de pinos. Si se continúa el camino se podrán conseguir los miradores de las Grajas que como es de esperar, brinda vistas hermosas las cuales te deslumbrarán ya que de ahí mismo se puede observar todo el barranco.

Si se desciende por la senda antes mencionada se encontrará a la piedra de San Marcos aproximadamente 200 metros más abajo. Y si se continúa se verá el molino de Benito que es sumamente hermoso y ha sido rehabilitado. Si se sigue descendiendo se encontrarán aún más cosas que te llamarán la atención incluso un columpio. Mientras la senda se va poniendo más y más angosta se estará atravesando sitios que pueden resultar muy rocosos. Luego existe una bifurcación que te lleva a dos destinos, puede ser el camino que va hacia el agua el cual se logra siguiendo el proceso de descenso o irse al monte que está cuesta arriba.