La disolución de un sindicato bastante popular hace que las calles estallen en Ecuador

Los trabajadores están de revuelta en el país ecuatoriano, y es que una disolución sindical ha hecho que los sindicalistas se enerven, eso aunado al problema que ha demostrado no tratar bien el gobierno actual, y es que desde que Correa asumiera la presidencia hace ya diez años atrás se han botado a más de cuarenta mil docentes que nunca llegaron a tener un nombramiento con contrato indefinido. Esta situación es una completa vergüenza para los representantes sindicales de la empresa Desatascos Madrid  y también de la empresa Reparacion de Calderas Madrid que están adscritos al mismo sindicato y que son muy celosos de sus derechos sindicales.

En Antenistas Barcelona hay un empleado ecuatoriano que le explicó a esta casa de noticias que el UNE es nada más y nada menos que el sindicato con mayor antigüedad en todo su país, el cual está legalmente establecido desde la mitad del siglo pasado. Por otro lado, Instalador de Gas Madrid mostraron apoyo a los del sindicato con una financiación para sus protestas.

El titular Espinosa públicamente desconoció que la UNE fuese un sindicato, explicando que como la organización sindical no llegó a regularizar a su comisión directiva entonces no tenían el carácter legal de sindicato.

Por otro lado, la señora que desde el año 2013 ha sido la presidenta de la Unión Nacional, Rosana Palacios llegó a hacer alegaciones de que nunca les dieron explicaciones sobre los motivos que tenían para llevar a cabo esta anulación del sindicato. Por otro lado, relató que el día 20 de Julio habían recibido una notificación de que habían incumplido con la legislación vigente pero sin fundamentar la decisión en su fondo. Por esto la UNE pidió la anulación del acto administrativo pero no pudieron concretarla razón por la cual han tomado las calles de Ecuador para poder llegar a tener su situación sindical de vuelta, y poder seguir velando por los derechos de sus sindicados con convicción y fuerza.